ACTUALITAT, Notícies del Món

A falta de un acuerdo para el Brexit, la fecha límite se acerca y la tensión crece entre las filas del gobierno Británico.

La cuenta atrás se acelera y a falta de menos de 2  meses para la salida definitiva del Reino Unido de la UE, vemos que el parlamento de
Westminster  ha rechazado de forma aplastante (con 230 votos de diferencia) el acuerdo alcanzado.

Esto ha puesto en juego el gobierno de Theresa May (conservadora);  no gobierna en mayoría absoluta y tiene problemas hasta para convencer a los miembros de su propio partido.

Incluso se han planteado mociones de censura por el jefe de oposición (sin éxito) y también un segundo referéndum (que aún no se puede descartar).

(Jeremy Corbyn, líder del Partido Laborista, ANDY RAIN (EFE) | REUTERS)

Esto ha desatado los niveles de preocupación de los ciudadanos de Reino Unido. Han aparecido iniciativas para poder afrontar un Brexit duro (sin acuerdo) entre ellas, un “Brexit box”, se trata de un kit de supervivencia con comida para 30 días. Según su impulsor, el empresario James Blake, asegura que se han vendido “cientos” de estos kits de supervivencia.

(Los Brexit  kits de supervivencia se han vuelto virales, IN CYORUS. COM)


Esta es la votación más importante de nuestras carreras políticas


La primera ministra Theresa May antes de celebrarse la sesión de votación para decidir si se aceptaba el acuerdo alcanzado con la UE ( Se acabó rechazando).

Hace casi dos años de la votación en referéndum convocada por el entonces primer ministro David Cameron, y actualmente muchos medios de comunicación han alertado de una recesión económica motivada por una salida sin acuerdo con la UE.

En este sentido otros medios también han destacado la independencia comercial del Reino Unido, que cuenta con otros socios comerciales con lazos muy estrechos, los denominados miembros de la Commonwealth ( Canadá, Sud África, Australia, India…).

Países que conforman la Commonwealth (prosperity.com)

Otro punto de conflicto es la situación en que quedaran los ciudadanos de la UE que residen en el Reino Unido sin tener la nacionalidad, en un principio no solo es posible que necesiten el pasaporte para viajar, sino que también haya que preocuparse por permisos de residencia y de trabajo.

De momento, después del rechazo de la cámara de los comunes, medio mundo contiene el aliento a la espera de saber el desenlace de este conflicto y los ojos están todos puestos sobre Londres.

Parlamento de Westminster (EFE) – REUTERS –

Max Navarro García

Comentaris tancats.